Uncategorized

Campamento – Declic Taller de Vida independiente 2021

Éstos tres días quisimos hacer realidad un proyecto de jóvenes para jóvenes: nuestro 4o. campamento de verano que el año pasado se suspendió .   Fue organizado en el Taller de vida independiente de Declic,  y los chicos eligieron como lugar ,  las instalaciones del  Club Santa María que se encuentra en la Carretera Federal México-Cuautla Km 48.5. Participaron  6 hombres y una mujer con diversos retos en  el aprendizaje y con muchos deseos de socializar y divertirse.

Es importante mencionar que todo el campamento  fue organizado por primera vez por Erick Méndez Hernández y Aldo Tejeda Sánchez iapoyados por Heriberto el encargado de éste taller y facilitador del campamento, los cuales se encargaron de buscar el lugar para el campamento, diseñaron las actividades  del programa que se realizarían, así como el horario de las mismas, eligieron el menú, el equipaje que debía llevarse  y se encargaron de todo el contacto con los miembros del club para el campamento.

La aventura comenzó el miércoles 30 de junio en las instalaciones de Declic para conocerse, donde asistieron Aldo, Erick y Emilio. Erick explicó las actividades a realizar  y todos los detalles del campamento como horarios, equipaje, medidas de higiene y muy importante el reglamento.

El jueves 24 de junio Aldo, Erick y Diego junto con los facilitadores emprendieron el viaje, más tarde, recogimos a Lily, la única mujer que fue al campamento. Al llegar, Pablo, Alberto y Emilio, estaban en la puerta listos para iniciar.

Todos se dirigieron hacia su cabaña, las cuales, estaban divididas por grupos: en la primera estarían  Emilio, Erick y Aldo; en la segunda cabaña Diego, Alberto y el facilitador y en la tercera Lily y la facilitadora. En el camino, mientras llevaban sus cosas comenzaron a conocerse, a hablar de las actividades que más les emocionaba realizar, de lo que les gustaba y no les gustaba así como algunas cosas que habían llevado al campamento para compartir y jugar. Posteriormente, desempacaron sus cosas y se prepararon para ir a comer. Durante los trayectos de un lugar a otro conversaban de diversas cosas, en ocasiones todos juntos, en otras por parejas .  Todos disfrutaron los alimentos y seguían conociéndose en un ambiente respetuoso, de autogestión y diversión. 

Continuó el tiempo del aseo de dientes para después ir a la alberca que era su actividad favorita. En la alberca, disfrutamos jugando atrapadas, carreras y aventando una pelota, algo a destacar en ésta actividad fue la disposición de los chicos para cuidar y apoyar a Lily que no sabía nadar. Al terminar el horario de la alberca, todos se dirigieron a sus cabañas para bañarse y prepararse para ir a cenar. A algunos de los chicos les costaba trabajo la organización y apurarse para la siguiente actividad pero sus compañeros los apoyaban. Después del aseo disfrutaron de una rica cena con chilaquiles y el café que era el favorito de todos. La última actividad que realizaron fue la caminata nocturna, la cual fue guiada por Alfonso, trabajador del Club, el cual les iba contando historias y anécdotas de cada lugar al que íbamos, todos los chicos platicaban con él y le contaban diferentes experiencias. Algo destacado que sucedió es que Lily siempre iba acompañada de Lilia la facilitadora, así que poco a poco fuimos trabajando para que ella fuera sola y cuando Pablo se dio cuenta de esa situación, decidió acompañarla y ayudarla en los trayectos que le costaban trabajo, Emilio también hizo lo mismo, lo cual permitió a Lily integrarse por completo al grupo. Al terminar la caminata, ya muy cansados, todos se fueron a dormir.

El viernes las actividades iniciaron a las 8 de la mañana con el aseo personal, pero primero Pablo y Emilio fueron a saludar a todos sus compañeros. Luego fue la hora del desayuno, todos iban doloridos por las actividades del día anterior pero eso no quitó su entusiasmo y ánimo por las actividades que se llevarían a cabo ese día; el comentario de Emilio de  “me duele todo” nos hizo reír mucho porque estábamos identificados con él. Después del desayuno y el aseo de dientes, nos dirigimos a jugar un partido de básquetbol en el cual resultó ganador el equipo formado por Diego, Lily, Emilio y Heriberto. La siguiente actividad fue el rally en el cual tenían que descifrar pistas para llegar a diferentes lugares para poder obtener el tesoro; se formaron dos equipos y los chicos se apoyaban entre ellos para poder llegar lo más pronto posible y ganar el tesoro. Aunque fue una actividad muy cansada ya que recorrieron todo el club, fue la que más disfrutaron del campamento. Luego de tanta actividad física, los integrantes tuvieron un tiempo de descanso para después ir a comer. Por la tarde nuevamente fuimos a la alberca en donde jugamos y platicamos de diferentes cosas como programas de televisión y hasta aquellas cosas que deseaban hacer en el campamento del siguiente año como ir a la playa. En la noche tuvimos una cena deliciosa y preparamos la fogata, la cual se hizo debajo de una carpa ya que estaba lloviendo. Durante la fogata, calentamos bombones, salchichas y compartimos la comida que cada uno llevó y cada uno comentó las cosas que más le habían gustado del campamento para finalmente ir a dormir.

  El sábado, último día del campamento, todos se asearon, prepararon sus maletas, las guardaron en la camioneta y fueron a desayunar, los chicos mencionaron que extrañarían el café porque les gustó mucho. Al terminar de desayunar los chicos prepararon un agradecimiento sorpresa para Erick y Aldo organizadores del campamento. Luego fuimos a un área del club para comer helado y así despedirnos. 

El campamento fue una gran experiencia para todos, lo expresaron en la comida. Aldo y Erick aprendieron que pueden ser buenos líderes, que tienen capacidades de organización, creatividad, responsabilidad y buenas ideas, que los llevaron a disfrutar muchísimo esta experiencia, porque les reveló algo que desconocían de sí mismos. YA están ansiosos por el siguiente campamento, hicieron grandes amistades y tuvieron muchos aprendizajes: el poder de saberse valioso, el poder de hacer lo que planeamos juntos, el poder de hacerlo en equipo. El próximo puede ser una nueva sorpresa, lidereada por Erick y Aldo y quienes se quieran sumar y porque no?  entre chicos con y sin discapacidad, 100 % incluyente.

Atentamente Heriberto Jiménez Jiménez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *